REY PROENZA NOMINADO A LA XIV EDICIÓN DE LOS PREMIOS ARPA

El pasado 29 de diciembre regresábamos de la ciudad de Quebec trás unos días de vacaciones familiares y mientras manejaba, mi esposa comenzó a gritar emocionada: ¡Amor, amor, quedaste en las nominaciones de los premios ARPA…!

Les confieso que de repente pasé de 98 km/h a 115 km/h en segundos, la emoción nos inundó a todos en el auto, hasta los niños gritaban felices incluso sin comprender qué estaba pasando. 

Allí estaba, escrito en rojo en el sitio web de Premios ARPA: 



Mi nombre y el de mi álbum figurando junto al de músicos a los que he admirado toda mi vida: Alex Campos y Coalo Zamorano, entre otros.  Cuando eres parte de algo así, no te queda otra cosa que darle gracias a Dios por su fidelidad. EL PAGA CON CRECES EL ESFUERZO DE SUS HIJOS.  

Para entender qué son los premios ARPA y el por qué de su importancia, les invito a ver este video:

 

Me siento sumamente agradecido por esta nueva oportunidad, pues más que una nominación a un reconocimiento humano, para mí esto es una prueba tangible del llamado de Dios para mi vida y un recordatorio de lo que El me prometió hace dos años atrás cuando comenzó esta aventura de mi disco TODA UNA VIDA. 

A todos aquellos que aún tienen el sueño de Dios por cumplir en sus vidas (y yo me incluyo), quiero decirles que es extremadamente difícil creer que de la nada Dios puede hacer algo grande, mas si El te dijo que lo haría, solo créelo, comienza a dar los primeros pasos, sé constante y trabaja duro, traza una estrategia, rodeate de gente clave y amante de las cosas de Reino, ahorra e invierte los recursos que el proveerá con sabiduría y lo más importante, nunca pierdas la fe y el enfoque. 

Agradezco a todas las personas que han hecho posible esta nominación. A mi esposa, mis hijos y mi familia, a mi productor Franco Valentino y Lydie-Anne Stella por su excelencia en la producción musical. A mis amigos y a mi iglesia Nueva Vida por todo el apoyo y el cariño que me dan y a los Premios ARPA, a la Academia Nacional de la Música y las Artes Cristianas y al Sr. Mauricio S. Scott por haberse tomado el tiempo de escuchar mi música. 

 

¡Dios es bueno y nos vemos en México!

Top